Investigadores del MEF descubren un nuevo dinosaurio

Educación | EduMEF | PaleoNoticias
leonera1

Científicos del Museo Egidio Feruglio revelaron el hallazgo de un nuevo tipo de dinosaurio en el centro-norte de la Provincia del Chubut.

Bautizado Leonerasaurus taquetrensis, este ejemplar es un antecesor de dinosaurios más recientes como el Argentinosaurus o el Amargasaurus, ambos exhibidos en el MEF. Estos últimos pertenecen al grupo de los dinosaurios saurópodos, muy conocidos a partir de las películas de Spielberg. Estos gigantes (los más grandes que existieron), eran herbívoros de cuatro patas, con largas colas y cuellos, y vivieron durante el Cretácico y Jurásico.

A pesar de sus notables características, su origen sigue teniendo puntos oscuros. “Los únicos ancestros conocidos pertenecían al grupo de los prosaurópodos, más antiguos y con características muy diferentes, como su pequeño tamaño”, señala el Dr. Diego Pol, quien lideró la investigación.

Este hallazgo, publicado ayer (26 de enero) en la revista especializada PLOS ONE, es importante ya que justamente rellena un hueco en la historia evolutiva de los dinosaurios del grupo Saurodomorpha. El Leonerasaurus fue entonces un virtual  “eslabón perdido” que ahora se inserta en el árbol familiar de este grupo. “A partir de este ejemplar, estamos comenzando a entender de qué manera evolucionaron en los gigantes que reinaron en el Mesozoico”, agrega Pol.

Tras las huellas de los saurópodos

Los dinosaurios se dividen en tres grupos principales, uno de los cuales es el grupo Saurodomorpha.  A su vez, estos se dividen en dos sub-grupos: los prosaurópodos y los saurópodos.

Entre los animales hervíboros, los saurópodos dominaron el mundo. Se diversificaron a partir del Jurásico inferior (160 a 180 millones de años atrás) y con el tiempo fueron reemplazando a sus parientes menos evolucionados.

Sus cuerpos, apoyados en cuatro patas, se extendían en largos cuellos coronados por un cráneo corto y alto con dientes lisos (no aserrados) en forma de cuchara. En la pelvis tenían cuatro o más vértebras sacras. Fueron enormes, con longitudes de entre 15 y 35 metros. Desaparecieron abruptamente durante la extinción masiva que provocó el fin del Cretácico, hace 65 millones de años.

Además del Argentinosaurus y el Amargasaurus que vivieron en la actual Argentina, se conocen muchas otras especies de este grupo en otros continentes, como por ejemplo, el Brachiosaurus de EE.UU. o el Chinshakiangosaurus, de China.

Pequeños ancestros de gigantes

Los prosaurópodos, en cambio, eran bípedos herbívoros, de cráneo bajo y alargado, y con dientes de márgenes aserrados. Medían entre 2 y 9 metros y tenían el cuello largo pero no tanto como los saurópodos. Tuvieron una distribución global entre el Triásico superior (220 millones de años atrás) y el Jurásico inferior (180 millones de años).

El Leonerasaurus recientemente descubierto es pequeño, de unos 3 metros de largo, pero su dentadura y otros detalles anatómicos sugieren que está evolutivamente más próximo a los saurópodos que a sus parientes más primitivos. Según Pol, tanto los dientes como sus cuatro vértebras sacras tienen características intermedias. “Los dientes de adelante tienen forma de cuchara y no tiene márgenes aserrados, como los saurópodos. En cambio, los de atrás son más parecidos a los prosaurópodos, aserrados y planos”, explica el especialista.

El hallazgo

leonera3

El Leonerasaurus fue descubierto en la Sierra de Taquetrén, en el centro norte de la Provincia de Chubut, en el 2005. La excavación y extracción de los restos llevó los siguientes dos años, hasta que en 2008, fueron ingresados al MEF para ser acondicionados en el laboratorio de preparación del museo. El estudio científico se realizó entre 2009 y 2010, para ser finalmente publicado esta semana.

Este proyecto fue llevado a cabo por investigadores del Conicet con el auspicio de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica. El equipo estuvo integrado por Diego Pol, del MEF, Alberto Garrido, geólogo de la Dirección de Minería de la Provincia de Neuquén, e Ignacio Cerda, becario del Conicet en la Universidad Nacional del Comahue.

Las Leoneras es una formación geológica del Jurásico inferior en la que, hasta este hallazgo, no se habían buscado dinosaurios. La formación se ubica en el centro-norte de Chubut, a unos 40 kilómetros al norte de Cerro Condor y a unos 30 al sur de Paso del Sapo.

Páginas relacionadas

A New Sauropodomorph Dinosaur from the Early Jurassic of Patagonia and the Origin and Evolution of the Sauropod-type Sacrum (artículo científico original en inglés)

CONICET

 
Fundación Egidio Feruglio

Artículos relacionados

Admisión

Lunes a domingos y feriados 9:00 hrs. a 19:00 hrs.

El museo se encuentra abierto todos los
días del año, salvo los días 25/12 y 01/01.


Museo Paleontológico Egidio Feruglio

Av. Fontana 140. Trelew, Patagonia Argentina
54 280 4432100 / 4420012

Más sobre horarios y admisión

Exhibición Virtual

Síguenos en:

Facebook    Twitter